Israel va a elecciones

El gobierno israeli (imagen ilustrativa)
El gobierno israeli (imagen ilustrativa)

El parlamento Israelí votará este Miércoles de una moción de desconfianza en el gobierno propuesta por los partidos de oposición. En caso de que se apruebe esta moción comenzarán las negociaciones con respecto a la fecha en que se celebraran las próximas elecciones. En este momento es muy alta la probabilidad que las elecciones se celebren en Marzo del 2015 ya que al parecer el actual gobierno ha llegado a su final ya que los desacuerdos entre el primer ministro, Benjamin Netanyahu (Likud), y su ministro de Finanzas, Yair Lapid (Yesh Atid) son insalvables.

Diputados y ministros supuestamente quisieran llevar a cabo un proceso electoral rápido, sobretodo para evitar las criticas al alto coste de proceso, pero la ley demanda que las elecciones se celebren al menos 90 días después de que el parlamento haya tomado una decisión.

La crisis gubernamental se viene arrastrando desde fines de primavera cuando colapsaron las negociaciones israelíes-palestinas iniciadas por el secretario de estado norteamericano, John Kerry. Pero la desintegración del gobierno se precipito cuando diputados del Likud propusieron la ley “Israel: estado nación del pueblo judío”. Esta no puede ser aceptada por las fuerzas centristas en el gobierno.

El ultimo lunes el primer ministro demando ultimativamente que su ministro de finanzas accepte cinco condiciones para que la actual coalición gubernamental pueda continuar:

(1) Dejar de subvertir los esfuerzos del gobierno sobre todo en lo que respecta a la construcción de viviendas en Jerusalén oriental y las relaciones con los Estados Unidos;

(2) Transferir inmediatamente 6 mil millones de Shekel al presupuesto de defensa tal como ya se había decidido.

(3) Liberar fondos para la reubicación planificada de los cuarteles de las Fuerzas Armadas en el sur de Israel.

(4) Apoyar el proyecto de ley “Israel: estado nación del pueblo judío” tal como este fue formulado por el primer ministro.

(5) Congelar la propuesta de el 0% de IVA en la compra de primeras viviendas, y utilizar los 3 billones de shekels previamente asignados para reducir precios al consumidor.

Si bien Netanyahu insistió que esta interesado en embarcarse en una campaña electoral este hizo incapie en que es peor “continuar con un gobierno saboteado por ministros que llevan a cabo acciones en contra de los intereses del público”.

Fuentes anónimas en Yesh Atid, el partido del ministro de finanzas y actualmente el la formación en con la mayor bancada parlamentaria, se apresuraron a acusar a Netanyahu que el objetivo de su ultimato fue sabotear la reunión. El ministro de Finanzas Lapid critico la irresponsabilidad del primer ministro que lleva al país a las urnas por segunda vez en dos años acusándolo de llenar los bolsillos de los partidos judíos ultra-ortodoxos con el dinero sacado a la clase media.
“Netanyahu decidió actuar irresponsablemente y no cumplir con sus obligaciones públicas”, dijo Lapid añadiendo que “el primer ministro decidió llevarnos a elecciones innecesarias”.

En un tono más político, la ministra de justicia, Tzipi Livni (Hatnua) declaro que el objetivo de las próximas elecciones sera reemplazar un gobierno “extremista, provocativo y paranoico” que no sabe luchar contra el terrorismo al mismo tiempo que “defiende las libertades civiles y el sionismo”.

Livni acusó al primer ministro de incitar a la ciudadanía promoviendo conflictos en el ceno de la sociedad.

El martes por la tarde, hora de Israel el primer ministro despidio a Tzipi Livni y Yair Lapid abriendo el camino a las próximas elecciones.

Paralelamente Netanyahu comenzo el cortejo de los partidos ultra-ortodoxos, asumiendo que con ellos y la ultra derecha conseguiría una mayoría estable tras las próximas elecciones.

Una encuesta realizada por el instituto de investigación y estrategia, TRI para BeHadrei Haredim, un portal de noticias ultra-ortodoxo, dio 10 escaños a Shas es caso de que las elecciones se celebrasen hoy.

Según esta encuesta el Likud hasta 27 escaños, frente a los actuales 18. HaBait HaYehudi de Naftali Bennett, se convertiría en el segundo partido político mas votado llegando a obtener 17 escaños. Israel Beyteinu de Avigdor Lieberman, bajaría a 8 escaños al igual que el Judaísmo de la Torá.

Esto daría a Netanyahu una mayoría estable de 70 escaños superando las contradicciones actuales.

El presidente de Shas, Areye Der’i insistió en que la formación ultra-ortodoxa no se uniría a la coalición antes de las elecciones.

“Un nuevo gobierno sólo será formado después de las elecciones”, dijo Deri en un comunicado. “El primer ministro debe disolver el parlamento inmediatamente. Lo que tenemos ahora es un gobierno plagado de contradicciones que ha fracasado en todos los ámbitos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s